Bueras 20, Rancagua

Fono: (72) 2 53 16 00

SUCURSAL BUERAS 114, RANCAGUA

Fono: (72) 2 22 90 31

Sucursal San Fernando

Cardenal Caro 646 Módulo E

Fono: (72) 236 0226

Urgencia 9 8449 9733

Cirugía Oral y Maxilofacial

La cirugía oral y maxilofacial es una especialidad quirúrgica que incluye el diagnóstico, cirugía y tratamientos relacionados a la cara, boca, cráneo, cabeza, cuello, dientes y mandíbula.

Este campo de la odontología es bastante amplio y abarca patologías dentales, anomalías craneofaciales, cáncer de cabeza y cuello, cirugía estética y facial (como por ejemplo la bichectomía), patología de la articulación temporomandibular y manejo del trauma facial.

Algunos tratamientos que ofrecemos en Clínica Quinteros son:

  • Extracciones: Dentro de las extracciones de dientes se encuentran las extracciones de muelas del juicio o “cordales” que son los últimos dientes en erupcionar, las cuales aparecen entre los 15 y 30 años de edad. La complejidad de este tratamiento dependerá de lo erupcionadas que estén estas muelas y de la posición en la que se encuentren.
  • Apicectomía: La apicectomía es una intervención quirúrgica que se realiza en la boca. Su objetivo es poder terminar con un proceso infeccioso en el que se ve afectada la raíz del diente afectado, ocasionando problemas para quien lo padece, dado que suele ser muy doloroso.

Algunos de los casos en los cuales son recomendables realizar una apicectomía:

  1. En caso de destrucción masiva de la porción radicular.
  2. Si hay destrucción del hueso alcanzando la zona media de la raíz.
  3. En caso de que la zona afectada esté muy próxima al seno maxilar.
  4. Si han fracasado todos los procedimientos y tratamientos sugeridos previamente.
  • Quistectomía y biopsia: Un quiste dental es una cavidad fuera de lo normal, que forman cavidades redondeadas en el interior de los huesos maxilares. Su parte interna está constituida por células, líquido, aire, o una combinación de las tres. Normalmente son lesiones benignas, no tumorales, pero que en algunas ocasiones podrían dar lugar a lesiones malignas.

Si no se eliminan los quistes dentales, las células que lo constituyen van creciendo y dividiéndose, creando con el paso del tiempo una cavidad mayor, que puede comprometer la salud del hueso o de los dientes que están en contacto directo con el quiste.

 


Volver